Columnistas

Otras virtudes de un gobernante

Lic. Edgar E. Alfaro Vargas/Presidente Centro de la Cultura |
Otras virtudes de un gobernante

Un gobernante virtuoso tiene el dominio de la voluntad especialmente en momentos de tensión, mantiene un respeto hacia las personas y busca que prevalezca el bienestar de todas las personas. La virtud trae paz. 

Hay gobernantes, como la mayoría que empiezan su gobierno aprendiendo a gobernar, algunos no se imaginaron que llegarían a la presidencia de la República o a una Alcaldía. Pueda que les llegó la oportunidad de gobernar sin buscarla mucho, y eso se refleja en sus carencias para gobernar.

Una virtud importante del gobernante es saber escuchar con atención, para que aprenda y comprenda que no debe dejarse seducir por el poder, las lisonjas fáciles y las intrigas del círculo cercano.

Otra virtud es la capacidad de reunir en su entorno a ministros y asesores a las mejores mujeres y hombres, para logar eso se necesita talento.

No importa ser presidente de la República, alcalde, alcaldesa, la responsabilidad y su imagen frente a quienes gobierna es la misma, y al final del gobierno pasarán a ser un ciudadano más.

Que no suceda, que ejerciendo el poder, muchos olvidan hasta de lo más sencillo, como el saludo a los amigos, es bueno saludar a todos y los tantos que colaboraron con un consejo y en las reuniones durante la Campaña electoral.

La democracia no es la culpable de su propio deterioro interno, hay muchos ciudadanos sin educación política básica para diferenciar entre las promesas de los candidatos sacadas del sombrero como un mago y las que realmente son edificadas con conciencia social y conocimiento de causa sobre lo que afecta y daña el desarrollo de las comunidades y el país.

´´Si no conviene no lo hagas; si no es verdadero no lo digas´´ Marco Aurelio.

Última actualización: 27/11/2023