Columnistas

La seguridad de los habitantes de C.R.

MSc. Luis Ricardo García Vargas / Educador, escritor e historiador |
La seguridad de los habitantes de C.R.

Todos los partidos politiqueros, todos los gobiernos, todos diputados, todos los magistrados, todos los fiscales, los jueces y sobre todo los insaciables angurrientos del poderoso poder financiero nacional e internacional, acuerpados por fanáticos en masa en las gestas electorales, son los culpables directos de la masacre y la perdida absoluta de la seguridad ciudadana.

La carencia de reflexión política y el juego de las frases vacías que cautivan a los ignorantes de esta patria, tienen al país contra la pared.

La miopía ciudadana para observar y analizar con sentido crítico, como es que las transnacionales saquean el país, con salarios y trato miserable a los trabajadores en sus fábricas, es parte del condimento que alimenta las desgracias, de un país que ve desvanecer su propia libertad.

La cobardía de cada persona costarricense, ayuda a sumar prácticas disfazadas, carentes de visión y un ejercicio de prácticas políticas reivindicativas, relegadas al invernadero, dada la visión trasnochada o en el mayor de los casos, a causa de la carencia absoluta de ésta realidad, por las mal llamadas organizaciones sociales.

El aumento de asesinos a sueldo, las puertas abiertas que encuentran los grandes y poderosos carteles del narco, la compra de funcionarios del Poder Judicial, es tierra fértil para consolidar la destrucción manoseada democracia.

Salarios congelados, desocupación, instituciones sociales desfinanciadas, corrupción a la orden del día y nadie dice nada.

Todos como cobardes callan, aceptan, esconden y venden su dignidad.

Este, es un pueblo que carece de vergüenza.

Años hablando paja, años de auto- destrucción integral, años de ser observadores de la masacre política. Años de ser copartícipes de esta Costa Rica dilapidada por la misma gente que llora, pero se esconde.

Ahora bien, el 4 de febrero de 2024, veremos si el "TICO" sigue hundiendo el barco o al menos tiene la intención de poner las barbas en remojo.

Última actualización: 17/11/2023